Inicio | RECONOCIMIENTO | CONTACTO | MAPA DE LA WEB   

IGOR RAKOCEVIC

ESTRELLA ROJA BALONCESTO AFICIONES PERSONALIDAD INTERNET BLOG Y NOTICIAS MISCELÁNEA
EN PERSONA EDUCACIÓN DESTACADOS

SOBRE MI

MI DEPORTE

Una vida para el baloncesto

Inmerso en el baloncesto profesional desde su propio hogar -su padre jugó en el Estrella Roja y en la selección yugoslava desde 1967 hasta 1976- no le fue difícil decidirse por este deporte siendo muy joven aún.

JUVENTUD

LA INAGOTABLE CANTERA BALCÁNICA

Como ilusionado jugador serbio, mi ambición era alcanzar pronto un gran equipo, una buena ficha y lograr mis primeros éxitos. Al poco tiempo la NBA me ofreció convertirme en un osado 'leñador", por lo que me marché -como dicen en España- a "hacer las Américas".

DESTINO: AMÉRICA

Un 'rookie' en Minnesota

Un salto arriesgado el ir a la NBA. El baloncesto al más alto nivel, pero al fin y al cabo es la ilusión de todo jugador.

EUROPA vs AMÉRICA

Soñar con la NBA

El sueño de todo chaval en Serbia. Una ilusión juvenil: la NBA. Quizás fuera un salto algo precipitado y me faltaron más minutos de juego, pero fue una gran oportunidad para aprender grandes cosas del baloncesto.

OTRO SUEÑO: MI SELECCIÓN

Otro paso más: el equipo nacional

Tengo el privilegio de haber jugado con mi selección. Llegar a vestir la indumentaria 'plavi' es un gran honor para todo jugador serbio. En mi caso lo asumí con gran responsabilidad, puesto que me incorporaba a un equipo plagado de grandes figuras. En 1996 logramos la Medalla de Bronce en el Campeonato de Europa Junior, en Francia. En 1997 otra vez la Medalla de Bronce en el Campeonato del Mundo sub-22. En Melbourne. En 1998 la Medalla de Oro en el Campeonato de Europa sub-22 en Trapani. En 1999 obtuvimos la Medalla de Bronce en el Campeonato de Mundo sub-22.

BALONCESTO EN SERBIA

Un honor

En el 2001 ganamos la Medalla de Oro en el Campeonato de Europa en Turquía y también logramos la Medalla de Oro en 2002 en el Campeonato del Mundo.

TITULAR

5 INICIAL

Es muy duro hacerte un hueco entre los 5 'titulares' de cualquier equipo. A veces el reto no son los demás, sino tú mismo.